Un psicólogo te ayuda…

A entender lo que te sucede, mejorar tu autoestima, retomar el control de tu vida, superar cuestiones del pasado, afrontar los cambios de tu entorno, modificar malos hábitos, superar el duelo, lidiar con pensamientos o emociones negativas, mejorar tu comunicación con los demás o potenciar tus capacidades, rendimiento y creatividad.

 

Si sufres ansiedad, fobia social, un trastorno de personalidad, ataques de pánico, depresión, obsesiones, adicciones, problemas con la alimentación, estrés postraumático, has sido víctima o testigo de maltrato, de abuso psicológico, físico y/o sexual, has sufrido desamparo en la infancia, u otra situación de vulnerabilidad y no sabes qué hacer al respecto.

 

En definitiva, a desarrollar los recursos necesarios para afrontar esas situaciones pasadas, presentes o futuras que  te causan malestar.

 

Si quieres leer más sobre cuándo ir al psicólogo entra aquí.

O si ya lo tienes claro y quieres empezar cuanto antes…

 

PIDE CITA AQUÍ